Ofrecer servicios desde casa, sin tener que desplazarte o visitar al potencial cliente tiene sus ventajas. Pero a veces, resulta demasiado complicado convencer a esos clientes.


Y es que es importante que sepas: 

Lo que sí o sí deberías hacer siempre que envías un presupuesto

Si lo que quieres es que te digan más veces SÍ que NO.

 Sin tener que bajar el precio de tus servicios para que acepten y sin sentir que, otra vez, has perdido el tiempo para nada.

Ir arriba