Tener un negocio puede ser muy gratificante o una tortura.

 

Y si estás dedicando horas y horas en el ordenador, probando estrategias complicadas e invirtiendo en formaciones de marketing gratis o de pago, puedes estar cayendo en un pozo sin fondo.

 

 

                                     Necesitas aprender a vender. Cuanto más simple, mejor.

Membresía A golpe de teclado

Ir arriba