Seguramente tienes muchas ideas para tu negocio o futuro proyecto, pero son tantas cosas las que tienes que controlar, que hacerlo por tu cuenta te llevaría años y más de un disgusto. 


Para avanzar debes enfocarte en qué necesitas ahora y también que NO necesitas.

 

Y para eso, contar con alguien que ya ha pasado por ahí y ha ayudado a otros, es un ahorro de tiempo y, a la larga, de bastante dinero.

Porque si vas por tu cuenta, por pura intuición, vas a ir dando palos de ciego. 


Y probablemente se te irá en tiempo en tareas que no te llevan a nada y no necesitas, pero también el dinero en formaciones que no te servirán. 


A ver, que todo suma, está claro. Pero si te puedes ahorrar un curso de SEO, por ejemplo, porque para tu negocio no es lo más importante ni necesario, mejor ¿no crees?. 


Lo sé porque durante mis primeros años como emprendedora me pasaba horas frente al ordenador para editar, crear infografías para mis redes sociales o escribir en mi blog. Y me iba a la cama agotada con la sensación de que no había hecho nada útil y que todo ese esfuerzo no sabía muy bien si merecería la pena.


Pero como quería ahorrar, porque no tenía ingresos, pues me echaba horas encima con tareas que debería haber delegado. 

Y a su vez, con ese afán de aprender de todo, me apuntaba a cursos de todo tipo para llevar mi negocio sola, tanto la parte técnica, la de diseño, la de publicidad, la de redes... cuando lo único que yo sabía y quería hacer era escribir.


Así perdí varios años hasta que empecé a cambiar mi mentalidad y darme cuenta de que era mucho mejor tener cerca a otras personas que me dirigían. Aunque eso supusiera invertir dinero.


Porque sí, esto de emprender requiere dos cosas: 

  1. 1
     Inversión de tiempo: al principio mucho, pero si te centras en hacer lo que más te gusta, las horas pasan volando. Poco a poco, ese tiempo es menor si tú quieres.

  2. 2
     Inversión económica: para ahorrar tiempo y ganar en tranquilidad. Contar con alguien, ya sea un mentor o una formación con acompañamiento donde también conoces a otros emprendedores, siempre aporta tranquilidad al saber a quién recurrir cuando surgen dudas. 

Si te identificas con ese tipo de emprendedor, este es el servicio más económico que tengo para acompañarte

Necesitas tener una guía de cuáles son los siguientes pasos, en qué necesitas formarte y en qué no, qué podrías delegar y qué quieres hacer tú, dónde invertir tu tiempo y qué tareas no necesitas, aunque hayas leído que son imprescindibles, qué estrategias implementar según el punto de partida y la evolución de tu negocio.


Al menos si quieres dejar de perder tiempo sin sentido o no puedes pagar, por ahora, a un mentor que te sople 5000€ por 3 sesiones.


Lo que te ofrezco es una sesión de orientación (que luego puedes ampliar con un paquete de sesiones): 

ASESORÍA ESTRATÉGICA 

Negocios online

Una sesión de 90 minutos donde conozco tu proyecto y te doy una hoja de ruta.


Y si lo que necesitas es que te ilumine acerca de tu embudo, de cómo captar nuevos leads o cómo hacer un downsell de tu producto cuando cierras carrito, también puedo ayudarte.


No me contrates para redes sociales, no me gustan, no las uso y no hago servicios de Community Manager. 



Es una auditoría para revisar tus textos y todo lo que implica la venta: una secuencia de emails, una página de registro a un webinar, la estructura de tu web, tu estrategia de captación de clientes que puedes implementar para mejorar tus conversiones, la forma de presentar tus presupuestos.


 

TODO LO QUE TIENE QUE VER CON VENDER. 



¿Qué puedes llevarte de esta auditoría?

A ver, que es normal hacerse esta pregunta antes de pasar por caja y querrás hacerte una idea de qué sacarás tú después de hora y media conmigo en directo.


Entre los beneficios que destacan los clientes y que aprenden en mis sesiones destaca aprendizaje sobre: 

  • Cómo una página muy bonita puede espantar a un visitante en los primeros 5 segundos.
  • Por qué una página no convierte cuando tiene fugas por todas partes y los lectores se pierden más que Wally en la manifestación del 11M.
  • Qué es lo que incluyen muchas webs que, al contrario de lo que se cree, hace que los lectores desconfíen de lo que venden.
  • Lo que hay que tener en cuenta para escribir un buen título, que enganche y que despierte la curiosidad para seguir leyendo el resto de la página.
  • Cuándo sí y cuándo no hay que poner fotos en la carta de ventas.
  • En qué momento hay que meter los testimonios si los tienes. Y por qué no siempre son necesarios, aunque los tengas.
  • Cómo mostrar el interés del lector para que sienta la necesidad de comprar sin decirle que compre.
  • Frases clichés que vemos hasta en la sopa y que expresan menos que un click de Playmobil. (no sé cómo se escribe y mira que en los 80 mi casa estaba llena de estos muñequitos).
  • Una manera de enganchar a un lector desde el principio hasta el final de la página, aunque esta tenga 5000 palabras y casi todos digan que la gente no lee.
  • Cómo crear un embudo de ventas para llevar a un desconocido hasta la compra, sin perseguirle ni darle el coñazo con 7 emails antes de cerrar un carrito.
  •  Lo que jamás deberías demostrar cuando vendes y que la mayoría de los que dicen saber mucho de marketing online recomienda, pero que espanta a los posibles clientes.
  • Un tipo de presupuesto que funciona genial y que pocos usan para aumentar las conversiones de tus peticiones
  • Te llevas un listado de acciones a seguir después de la sesión para que no te quedes con la teoría y lo lleves a la práctica. Si piensas contratarme y después no hacer nada de lo que te recomiende, es mejor que te ahorres el dinero y el tiempo.
  • La grabación de la sesión para que puedas revisarla siempre que quieras y no te vuelvas loco tomando notas en directo 

¿Cómo reservar este servicio de auditoría?

Para acceder a ella es muy fácil.


Solo tienes que elegir el día y hora que mejor te venga en el calendario que encontrarás cuando pinches en el botón de abajo, rellenas el formulario, reservas y pagas.



Si después de reservar no puedes asistir, debes avisarme con al menos 24h de antelación para que cambiemos la fecha. Si no lo haces y me dejas colgada, me quedaré con el 50%.

Scroll al inicio