Tu producto es único. Todos lo son. Pero necesitas que el resto lo perciba de la misma forma.

Los textos escritos de forma estratégica expresan ese valor que necesitas transmitir para vender más.

Tener un negocio online no es fácil. Lo sé. Cada vez hay más competencia y te da la sensación de que Internet no funciona tan bien como te habían dicho.

Y es que ya no basta con tener un buen producto y una web muy chula.

Porque si te quedas ahí, serás uno más entre millones. Igual que una aguja en un pajar.

Si quieres vender debes conseguir que entiendan a la perfección el valor de lo que ofreces. Aprovecha el gran poder de los textos para comunicarte con esas personas que apreciarán las ventajas de tu producto. Para que el precio no sea una objeción. Para que se vayan de tu página con un mensaje claro. Y para que vuelvan y compren.

No importa el tipo de negocio que tengas ni la competencia que haya.
Todos tenemos algo que nos diferencia. Tú también. Y yo voy a ayudarte a comunicar al mundo esa distinción a través de las palabras.

Soy Verónica, copywriter y creadora de contenidos. 
Ayudo a emprendedores y pymes que como tú quieren encontrar esas características que les hace únicos. Y que buscan vender más a través de Internet.
Creo textos para webs, blogs, lanzamientos, emails y páginas de venta. Siempre he confiado en el enorme poder de las palabras.
De hecho, procedo de la prensa escrita, donde me forjé como periodista y trabajé durante más de una década.
Después de hacer cientos de entrevistas y reportajes para medios de comunicación comprendí la necesidad de otros negocios de sacar partido a los textos.
Porque cuando emprendes lo haces con ilusión y es una pena que el resto no sepa apreciar eso que ofreces por una simple cuestión de palabras.

El copywriting y el marketing de contenidos requieren mucho más que escribir. 

Oficialmente, mi trabajo consiste en escribir textos persuasivos y contenidos estratégicos.

Pensados y orientados a provocar una reacción en el lector.

Pero voy a confesarte algo que te va a sorprender ...

A lo que menos tiempo dedico realmente es a escribir. Cuando me pongo ante el folio en blanco tardo poco en plasmar las ideas porque he investigado durante días para:

  • Conocer perfectamente tu producto/servicio-identificar a tu cliente ideal
  • Descubrir cuáles son sus necesidades-comprender cómo satisfacer sus deseos
  • Averiguar qué te hace diferente a tu competencia
  • Saber cómo transmitir el valor de tu producto a la persona adecuada en el momento idóneo

Ese trabajo queda ahí para siempre. Sin que nadie tenga que hacer nada más. Es como ese comercial que trabaja 24 al día durante 365 días al año y está disponible para todo el que llega a la web. ¿Cuánto tendría que cobrar esa persona trabajando sin descanso? Tranquilo que el coste es mucho menos que eso.

Algunas cosas sobre mi....

Hay algo que me inquieta....

Nunca, y digo NUNCA, he tenido una gran afición más allá de la escritura.

Me dan envidia (de la sana) las personas que disfrutan muchísimo con un deporte, viendo películas, con la gastronomía, con la moda, con la música...

Y por más que busco un hobby, no doy con ninguno que me interese más que escribir.

Puede sonar presuntuoso, o que te estoy vendiendo la moto de que soy muy buena y no hago nada más. Pero es que es lo que hay.

Soy la amiga a la que todas le encargan los textos de una boda, la presentación de un evento, el brindis en una cena, la carta de fin de curso para la maestra del cole, la redacción de un anuncio....

Ya ves. Saber escribir no sólo es mi medio de vida.

Tampoco me gusta el fútbol, aunque ahora gracias a mis niños estoy empezando a apreciarlo. Y si tuviera que elegir un color, me decantaría por el rosa (y no soy cursi) o por el azul marino.

LA ESCRITURA PERSUASIVA FUNCIONA

No te limites a hablar de ti, sino de ellos. Nadie compra el producto, compra el beneficio.